Derechos de autor

La música es una expresión libre de lo que somos como persona, y al ser un bien no material existen problemas para defender lo que es nuestro. Si bien es cierto que existen leyes en contra de la reproducción parcial o total de ciertas piezas, y que no podamos, legalmente, grabar una canción que no es de nosotros, nadie nos impide cantarla o algo por el estilo.

La verdad es que componer música nos lleva, inevitablemente, a que otras personas lucren con ellos, y la verdad es que no se hace de mala manera o con mala intención, o por lo menos así lo creo yo. Muchas nuevas bandas se dan a conocer versionando canciones populares y eso, puede verse como una falta de respecto y de derecho de autor, pero nadie les impide hacerlo.

De hecho,  los famoso covers de canciones que hoy vemos en internet hacen que sus autores ganen fama a costillas del trabajo de otro, aunque también es cierto que nadie va a demanda a otra persona por cantar una canción, si fuese así todos estaríamos presos.

Es una cuestionando seguridad y resguardo, de eso no cabe duda, pero es como ya he dicho, la música es intangible, por lo que no podemos acudir con los cerrajeros 24 horas en argentona para que le pongan bajo llave y tampoco podemos ir a todos lados negando que una canción se use con propósitos diversos, mas informacion aqui.

Para lo único que existe resguardo de la música y que funciona a duras penas en la actualidad, es para que no sea utilizada en su versión original, por lo menos no sin tener un permiso. Es por eso que vemos en YouTube, por ejemplo, que se usan canciones sin derechos de autor para las intros, o se usan solo un fragmento muy pequeño.

En realidad esta restricción no está basada en el uso de la letra o de la música, sino solo en el uso de  la grabación que ha hecho esta persona, por lo que todavía podríamos tomar una canción y hacerla nuestra sin ningún problema. La verdad es que aunque los compositores quisieran, no podría hacer nada para evitar que sus canciones sean usan a discreción, pues no tiene tanto poder para supervisar en cada pueblo del mundo.

Para mí, el derecho de autor es uno que se viola con la mayor facilidad del mundo, eso no debemos dudarlo ni un segundo y la verdad es que no hay mucho que podamos hacer al respecto. Como consumidores de música lo que podemos hacer, y sería lo máximo, es compara el álbum original para que el artista reciba a recompensa por su trabajo, aunque si somos sinceros, la trasmisión de contenidos por internet hace que cada día sea menos común que gastemos en algo que podemos obtener de gratis.